02/01/2024

Vida y Salud

¿Amigo o enemigo? El papel del alcohol en las arritmias y enfermedades cardíacas

Desde el consultorio de El Bona nos sumergimos en un tema de gran relevancia médica y social: el impacto del alcohol en el ritmo cardíaco, específicamente en la incidencia de la fibrilación auricular (FA).

La fibrilación auricular es una condición médica que ha captado la atención de la comunidad científica y médica debido a su asociación con un incremento en el riesgo de accidentes cerebrovasculares y una alta carga de mortalidad y morbilidad, tanto en el público general como en pacientes con enfermedades cardiovasculares preexistentes. Esta arritmia cardíaca, cuya prevalencia aumenta con la edad, es responsable de hasta el 23.5% de todos los accidentes cerebrovasculares en personas mayores.

En el complejo panorama de la salud cardiovascular, el consumo de alcohol ha sido un tema de debate y estudio constante. Por un lado, el consumo moderado de alcohol se ha asociado con un riesgo reducido de enfermedades cardiovasculares y mortalidad por todas las causas. Por otro, el consumo excesivo y el consumo episódico excesivo de alcohol (binge drinking) se han vinculado con un aumento en el riesgo de accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardiovasculares y mortalidad por todas las causas.

Asimismo, el consumo excesivo y el binge drinking están relacionados con un mayor riesgo de aparición de fibrilación auricular en la población general. Sin embargo, la relación entre el consumo moderado de alcohol y la aparición de fibrilación auricular en personas mayores con enfermedades cardiovasculares existentes es menos consistente y no se comprende bien.

En los últimos años se presentaron datos alarmantes sobre cómo el alcohol afecta casi de inmediato al corazón, incrementando significativamente la probabilidad de sufrir un episodio de FA. Este hallazgo es crucial, ya que la FA es el trastorno del ritmo cardíaco más común y puede llevar a consecuencias graves como insuficiencia cardíaca, accidentes cerebrovasculares y demencia si no se trata adecuadamente.

Médicos del mundo como el Dr. Gregory M. Marcus, cardiólogo y profesor de medicina en la Universidad de California en San Francisco, lideraron estudios donde se utilizaron sensores de alcohol colocados en los tobillos de los participantes para monitorear pasivamente la ingesta de alcohol. Los resultados fueron sorprendentes: una sola copa de vino, cerveza o cualquier otra bebida alcohólica duplica las probabilidades de experimentar un episodio de FA en las siguientes cuatro horas. Además, el riesgo se incrementa aún más entre aquellos que consumían dos o más bebidas en una sola ocasión.


El estudio abordó a 100 pacientes con FA paroxística o intermitente, siendo en su mayoría hombres blancos de 64 años en promedio. Se les equipó con monitores cardíacos portátiles y sensores en el tobillo para detectar la ingesta de alcohol. Más de la mitad de los participantes experimentaron un episodio de FA durante el estudio de cuatro semanas. Esto subraya una relación directa y cuantificable entre el consumo de alcohol y la aparición de episodios de FA.

Si bien se ha creído durante mucho tiempo que el alcohol tiene un efecto "protector" sobre la salud del corazón, estos nuevos datos presentan un enigma sobre los riesgos y beneficios del consumo moderado de alcohol. Además, estos estudios sugieren que la medicina de precisión podría desempeñar un papel crucial en la identificación de pacientes con alto riesgo de sufrir FA relacionada con el alcohol.

Cabe destacar que las recomendaciones generales para el consumo diario de alcohol son no más de una bebida estándar al día para las mujeres y dos para los hombres. Sin embargo, cada vez más, se aconseja minimizar, o incluso eliminar, el consumo de alcohol para evitar episodios de FA, teniendo en cuenta también la calidad de vida y el disfrute ocasional de una copa de vino.

Este estudio no sólo arroja luz sobre la relación directa entre el alcohol y la FA, sino que también plantea preguntas importantes sobre cómo otros factores, como la genética, pueden influir en esta relación.

El equipo del Dr. Marcus planea continuar investigando cómo estos resultados pueden aplicarse a la población general y qué otros factores pueden afectar la relación entre el alcohol y la FA.

En resumen, este estudio es un recordatorio vital de que, aunque el alcohol es la droga más consumida en el mundo, su impacto en nuestra salud, especialmente en el corazón, no debe subestimarse. Como siempre, la moderación y la conciencia son clave, y este tipo de investigaciones nos ayudan a comprender mejor cómo nuestras elecciones diarias afectan nuestra salud a largo plazo.


Dr. Nicolás Gonzalez

MN 126909

@drnigonza

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Deportes

20 de junio de 2024

Deportes

Copa Argentina: Boca venció a Almirante con lo justo

Derrotó 2 a 1 a La Fragata con goles de la dupla uruguaya Merentiel-Cavani y un aceptable rendimiento general. El descuento fue de Santiago Vera.

COPA AMERICA 2024

20 de junio de 2024

COPA AMERICA 2024

COPA AMERICA 2024

Argentina comienza con su ilusión continental: ¿Hay equipo confirmado?

Policiales

20 de junio de 2024

Policiales

Policiales

Desesperada búsqueda de una menor de 7 años

Subscribite para recibir todas nuestras novedades