17/07/2023

Consultorio El Bona

Leucemia: Una mirada simple a un tema complejo

Leucemia. Un término que nos llena de preguntas y dudas cuando lo escuchamos por primera vez. En el consultorio de El bona te explicamos en un lenguaje sencillo, qué significa y cómo afecta esta enfermedad a nuestro cuerpo.

La leucemia es un tipo de cáncer que se origina en la médula ósea, el lugar en nuestro cuerpo donde se forman las células sanguíneas. Para entender esto, pensemos en nuestra médula ósea como una fábrica de células sanguíneas. Produce tres tipos de células: los glóbulos rojos que transportan el oxígeno, los glóbulos blancos que combaten las infecciones, y las plaquetas que ayudan a la coagulación de la sangre.


La leucemia sucede cuando algunas células en la médula ósea comienzan a funcionar mal. Estas células «descompuestas», se dividen y crecen sin control, desplazando o inhibiendo la producción de las células normales. Estas células defectuosas, que en realidad son un tipo de glóbulos blancos, luego se esparcen por la sangre y pueden llegar a otros órganos, causando diversos problemas de salud.


Hay varios tipos de leucemia, clasificadas principalmente por la velocidad de progresión y el tipo de células afectadas. Las leucemias agudas se desarrollan rápidamente y requieren atención inmediata, mientras que las leucemias crónicas se desarrollan más lentamente, y pueden pasar meses o incluso años antes de que se necesite tratamiento. La leucemia linfoblástica afecta a los linfocitos (un tipo de glóbulos blancos), mientras que la leucemia mieloide afecta a otros tipos de células sanguíneas.


Los síntomas de la leucemia pueden variar dependiendo del tipo y etapa de la enfermedad, pero hay algunas señales comunes a las que debes prestar atención:

1. Fatiga y debilidad: Esta es una queja común, pero si la fatiga persiste a pesar de un descanso adecuado, podría ser un motivo de preocupación.

2. Fiebre e infecciones frecuentes: Dado que la leucemia afecta la capacidad del cuerpo para combatir infecciones, los pacientes pueden tener fiebre o contraer infecciones con más frecuencia.

3. Sangrado o hematomas con facilidad: Un número bajo de plaquetas puede resultar en hematomas sin motivo aparente, sangrado excesivo de cortes pequeños, o encías sangrantes.

4. Pérdida de peso inexplicada: La pérdida de peso sin cambios en la dieta o el ejercicio puede ser un signo de varias afecciones, incluida la leucemia.

5. Dolor de huesos o articulaciones: Algunos tipos de leucemia pueden causar dolor en los huesos o las articulaciones.

6. Inflamación de los ganglios linfáticos, el hígado o el bazo: Esto puede llevar a una sensación de hinchazón o plenitud en el abdomen.

7. Sudoración nocturna: Sudores intensos durante la noche pueden ser un signo de leucemia.

8. Palidez: Los bajos niveles de glóbulos rojos (anemia) pueden provocar un aspecto pálido en la piel.


Si se sospecha de leucemia debido a los síntomas presentes o a los resultados de un examen físico, el médico probablemente recomendará una serie de pruebas y procedimientos para confirmar el diagnóstico. A continuación, se detallan algunos de los más comunes:


Examen de sangre completo: Este examen proporciona una cuenta de los diferentes tipos de células en la sangre. En la leucemia, a menudo se observa un número anormalmente alto de glóbulos blancos.


Biopsia de médula ósea: En este procedimiento, se inserta una aguja en un hueso, generalmente el hueso de la cadera, y se extrae una pequeña cantidad de médula ósea. La muestra se examina en busca de células cancerosas.


Pruebas citogenéticas: Estas pruebas analizan las células en busca de ciertos cambios en los cromosomas que pueden indicar leucemia.

Inmunofenotipificación: Esta prueba identifica el tipo específico de células presentes en una muestra de sangre o médula ósea. Esto puede ayudar a determinar el tipo de leucemia.


Pruebas de flujo de células (citometría de flujo): Estas pruebas ayudan a identificar y clasificar las células leucémicas, lo que puede proporcionar información adicional para el diagnóstico y el tratamiento.


Pruebas de biología molecular: Estas pruebas buscan ciertos genes o cambios en los genes que pueden indicar leucemia.


Estos son solo algunos ejemplos de los tipos de pruebas que pueden usarse para diagnosticar leucemia. El tipo específico de pruebas que se utilizan puede variar dependiendo de la situación individual de cada paciente y de las prácticas del equipo de atención médica.


Si se confirma un diagnóstico de leucemia, es posible que se realicen pruebas adicionales para determinar el tipo y la etapa de la leucemia, lo que puede ayudar a guiar el tratamiento.

Además, si tienes antecedentes familiares de leucemia o has estado expuesto a ciertos factores de riesgo (como radiación, ciertos productos químicos o quimioterapia previa), es recomendable que hables con tu médico sobre tus preocupaciones.


El tratamiento de la leucemia también depende del tipo y la etapa de la enfermedad. Puede incluir quimioterapia, terapia de radiación, terapia dirigida, inmunoterapia, trasplante de médula ósea y otros. El progreso en la medicina ha mejorado significativamente la supervivencia y la calidad de vida de las personas con leucemia


Dr. Nicolas Gonzalez

MN 126909
IG: @drnigonza

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Sociedad

23 de abril de 2024

Sociedad

Marcha Federal Universitaria: ¿A qué hora comienza?

"En defensa de la educación pública", es el lema con el cual la comunidad universitaria argentina se manifestó en oposición al recorte presupuestario.

Sociedad

23 de abril de 2024

Sociedad

Sociedad

El subte aumentará un 500% en el mes de mayo

Sociedad

23 de abril de 2024

Sociedad

Sociedad

Bajó el consumo un 3,8% interanual

Subscribite para recibir todas nuestras novedades

  © 2024 Helix Producciones S.R.L. | El Bonaerense | Av. Belgrano 863, 4 Piso A, C.A.B.A.