10/11/2023

Exclusivo

Polichismes a la gorra: Capítulo 60

La realidad siempre -pero siempre- supera a la ficción. Te espero, acá, cada semana.

EL BONAERENSE - Buenos días, agente Q. ¿Cómo estuvieron sus asuntos durante la semana? Hoy lo veo sonriente. ¿Cuál es el motivo de tanta alegría?

AGENTE Q - Se lo resumo: estoy contento porque los Polichismes generan estragos en las altas esferas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Y esta semana, cayo uno de los "encarpetados". Por eso, hay que festejar.

EL BONAERENSE - ¿No me diga? ¿Y a quién le tocó el guadañazo? ¿A uno de nuestros viejos conocidos de la sección?

AGENTE Q - Sí. Nos posamos en la zona sur del Gran Buenos Aires. ¿Me imagino que tendrá presente al comisario mayor a cargo de una Estación de Policía que echaba chispas porque uno de sus subalternos le había "robado" a la novia? TODOS UNIFORMADOS.

EL BONAERENSE - ¡Ah! La famosa novela turca. Los tortolitos que se fueron a vivir el romance en el interior de la comisaría y que utilizaban la dependencia de seguridad como si fuera un nidito de amor.

AGENTE Q - ¡Exacto! Veo que tiene buena memoria. EL RELEVADO FUE EL COMISARIO MAYOR QUE LIDERABA LA ESTACIÓN DE POLICÍA. EL TIPO CASADO, AL QUE LE ROBARON "LA NOVIA". Fue eyectado del cargo a patadas, sin miramientos. Como le señalo frecuentemente: un remate mejor que el segundo gol del recordado Leopoldo Jacinto Luque a Francia, en el Mundial de 1978.

EL BONAERENSE - ¿Lo removieron del cargo por roscas de la política?

AGENTE Q - Decisiones adoptadas por gente encumbrada del ministerio de Seguridad que todavía encabeza el buzo táctico. Al comisario mayor lo perdieron muchas falencias.

EL BONAERENSE - ¿Cuáles?

AGENTE Q - Hubo varias y, si lo desea, se las detallo. Mala relación con los vecinos, a quienes nunca se ocupaba de escuchar. Esa fue una de ellas. Y, por supuesto, otra de importancia resultó ser que ninguneaba a los periodistas. Los hombres de prensa le hicieron la cruz y esto, amigo, selló el destino de su cargo. Algo que, como se espera, habrá de ocurrir con muchos jefes policiales. Es una lista bastante extensa. La soberbia nunca constituye un buen camino a seguir, porque habitualmente va de la mano de la inoperancia.

EL BONAERENSE - ¿Usted me quiere decir que el comisario mayor no tenía buena relación con ninguna persona en la zona? Mire, eso me parece imposible.

AGENTE Q- ¡Sí! Con los políticos de esa región, con quienes iba a tomar café y a hacer tertulia. Pensaba, como todos los jefes policiales de la modernidad, que los políticos de turno lo iban a salvar. Pero, como era lógico, ellos también le soltaron la mano. Había mucha inseguridad en el distrito y la prensa no perdona desplantes, Y ahí tiene usted el lugar del verdadero poder. No en la politiquería barata. Sino en los periodistas que manejan el pensamiento de los votantes y contribuyentes. Pero, no se fue solito...

EL BONAERENSE - ¿Se fue acompañado? Tal vez por una agraciada y joven oficial. Un pícaro, el comisario mayor.

AGENTE Q - ¡No, amigo! Porque al unísono, se relevó también al responsable de una Estación de Policía que era vecina y que corresponde a la misma superintendencia de seguridad. Le digo que ambos se fueron juntos. Así, en yunta, es más divertido.


MUCHOS UNIFORMADOS SE SIENTEN MARGINADOS POR EL GOBERNADOR AXEL KICILLOF.

EL BONAERENSE - ¿Y el superintendente de la zona no hizo nada por su gente? Raro.

AGENTE Q - ¡Otro encarpetado! Nuestro viejo conocido comisario general del doble apellido, que, no por el doble apellido, se tiene una mayor capacidad. No hace nada por sus diferentes subalternos, de la misma manera que tampoco hace nada para combatir a los narcos que se manejan impunemente en dicha región. Toda gente con cargos regalados. Porque al sujeto del doble apellido también casi lo bajan de la superintendencia. Parece que el titular de la institución policial, el comisario general Daniel Alberto "El Fino" García anduvo enojado por estas jornadas. No todo es pesca.

EL BONARENSE - Pareciera que tiene razón, agente Q. Mejor cambiemos de tema. Algo me intriga.

AGENTE Q - ¿Qué cosa?

EL BONAERENSE - Ahora en la segunda vuelta, para elegir al nuevo ocupante del Sillón de Rivadavia...

AGENTE Q - Ya me veo venir la pregunta, amigo.

EL BONAERENSE - ¿Por quién van a votar los policías?

AGENTE Q - Ocurrirá igual que durante la primera vuelta: los jefes al oficialismo y la tropa a los opositores. No se olvide que la mayoría de los cuadros bajos opinan que el gobernador AK los tiene marginados, por lo tanto el concepto habrá de trasladarse a la figura del presidente a elegir.

EL BONAERENSE - Si usted lo dice...

AGENTE Q - ¿Le parece que toquemos la interminable seguidilla de policías de deciden suicidarse? Los episodios siguen, ante la pasiva mirada del especialista en rescatismo que podría marcharse para su banca en el senado.


LA OLA DE POLICÍAS QUE SE SUICIDAN LLEGÓ AL COMANDO DE PREVENCIÓN RURAL.

EL BONAERENSE - Algo que, como usted comenta habitualmente, daría la impresión de no tener fin en el territorio provincial.

AGENTE Q - El último caso que aparece en mis registros sostiene que un oficial ayudante se quitó la vida disparándose un balazo en la cabeza, en la localidad de Carhué.

EL BONAERENSE - ¡Vaya! Nos fuimos lejos esta vez. Bien al interior de Buenos Aires.

AGENTE Q - La víctima fue identificada como Emanuel Cabrera, de 32 años y destinado en el Comando de Prevención Rural (C.P.R.) de Adolfo Alsina, quien, como usted se imagina, utilizó su pistola reglamentaria Bersa Thunder Pro de calibre nueve milímetros para matarse.

EL BONAERENSE - ¿Dónde sucedió el hecho?

AGENTE Q - En las cercanías de arroyo, en un establecimiento rural denominado La Chacra. Y le agrego a usted, para más detalles, que en el expediente penal, que se abrió debido al suceso, intervino el fiscal Fabio Alberto Arcomano, de los tribunales de Trenque Lauquen.

EL BONAERENSE - ¿Más datos?

AGENTE Q - Los funcionarios de la Justicia investigan cuáles fueron motivos que lo impulsaron a suicidarse. Hubo una situación curiosa, que en un principio causó algo de sorpresa.

EL BONAERENSE - ¿Qué pasó?

AGENTE Q - Las autoridades, al revisar el escenario del suicidio, no encontraron la vaina servida de la munición que ocasionó la muerte de Cabrera.

EL BONAERENSE -¿Y eso cómo se explica?

AGENTE Q - Se cree que la vaina servida, tras ser eyectada del arma reglamentaria del oficial ayudante, habría caído en las aguas del arroyo. Elemental, Watson.

EL BONAERENSE - ¿No pudo haber sido un asesinato?

AGENTE Q - ¡Imposible! Cabrera se suicidó. No tenga dudas. En la fuerza policial no hay misterios. Acá siempre existen los misteriosos. Y ahora aprovecho para marcharme. Voy a festejar, como se debe, el alejamiento del comisario mayor cuya vida se encuentra guardada en una de las tantas carpetas.

EL BONAERENSE - ¿Regresa, tal como lo hace siempre?

AGENTE Q - ¿Me quiere decir cuáles son los motivos que tendría para no retornar con una nueva edición de Polichismes? No soy de las personas a "las que les roban las novias". En una semana, me tendrá de vuelta por acá. Y, como siempre, amigo, no se olvide del clásico latiguillo que nos acompaña: "Acá se protege solamente a los policías que sirven. ¿Por qué tenemos que proteger a los uniformados que no sirven?" Hasta dentro de siete días.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Nacionales

13 de junio de 2024

Nacionales

Luego de la aprobación de la Ley Bases, ¿Cómo sigue el proceso?

Una extensa sesión tuvo lugar ayer y tras el desempate de la vicepresidenta Victoria Villarruel, se aprobó la Ley Bases en el Senado. Sin embargo, ahora la Ley deberá volver a la Cámara de Diputados para un nuevo paso.

Fútbol

Subscribite para recibir todas nuestras novedades