22/09/2023

Exclusivo

Inseguridad en Almirante Brown: "Me robaron y la policía tardó media hora en venir"

El Bona TV fue hasta el partido del sur del Conurbano para hablar con los vecinos y conocer cómo viven. Muchos de ellos manifestaron su malestar por la cantidad de robos y el abandono tanto en el mantenimiento de calles como en la salud pública.

Existe un evidente malestar entre los vecinos del partido de Almirante Brown, en el sur del Conurbano, donde muchos de ellos aseguran que están a la deriva y abandonados por la gestión del intendente Mariano Cascallares.

La inseguridad, la falta de mantenimiento y arreglo de calles y el endeble estado de los servicios de salud pública son los puntos más cuestionados por la gente, que recibió a El Bona TV para contarle cómo es su vida diaria.

"Estamos en el límite de la nada, te chorean a cada rato", manifestó un vecino de la localidad de Glew, cerca del partido de Presidente Perón.

Este hombre sostiene que, al vivir en una calle que divide ambos distritos, el Municipio no le presta atención y abandona por completo el mantenimiento de la arteria, que en días de lluvia se vuelve intransitable y apenas tiene iluminación.


"Hay luces porque las pusimos nosotros, pero no hay veredas, no hay asfalto, no hay nada. Las calles siguen siendo de tierras y ni siquiera tiran cascotes", detalla.

Una vecina de Adrogué, que trabaja en una verdulería de la localidad, coincide en relación a la inseguridad que se vive cada día en Almirante Brown. De hecho, asegura que a partir de las 20 no puede circular por la calle porque hay muchos robos en la zona.

"Yo estaba terminando el secundario y me robaron las cosas del colegio. Tuvimos una reunión con la Policía y se comprometieron a patrullar más, pero vinieron un solo día. Después quedamos a la deriva", protestó la joven.

"Queremos que nos den más seguridad", remarca.

Por si esto fuera poco, la salud pública tampoco es una garantía para los brownienses: "A mí hermano le quisieron robar y le dieron dos puñaladas. Tuve que entrar a los gritos al hospital para que lo atiendan, porque sino lo dejaban esperando y se muere", relata la misma joven.

En el mismo sentido, otra vecina coincide en el mal estado de la seguridad y salud del distrito comandado hace 8 años por el peronista Mariano Cascallares.

"A la noche ya tenés que estar en tu casa, no podés salir tranquila", cuenta.


"Cuando hubo muchos robos, pusieron 15 policías en Glew. Pero estaban todos juntos, parados en una esquina. ¿Qué seguridad te puede dar eso?", sostiene.

Los servicios sanitarios tampoco dan un servicio que pueda cumplir con las necesidades de los vecinos del distrito del sur del Conurbano.

"El hospital de Adrogué es un desastre. Estuvo cerrado por derrumbe, te vas a atender y te tienen tirada en un pasillo", afirma.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades