15/01/2024

Polìtica

El primer mes de Milei bajo la lupa

Luego de obtener 14 millones de votos en el balotaje, el líder de La Libertad Avanza asumió la presidencia el 10 de diciembre pasado. Desde entonces, comenzó a dar las primeras puntadas de su plan de ajuste y desregulación del Estado.

por
Cristian González

Apenas dos años después de su aterrizaje en el mundo de la política, el economista Javier Milei asumió como Presidente de la Nación el 10 de diciembre pasado, en un clima que mezclaba la alegría de quienes lo votaron avalando su discurso anti "casta" y outsider -56% del electorado en el balotaje contra el ex ministro de Economía, Sergio Massa- y la incertidumbre de gran parte de la población.

Una vez que recibió la banda presidencial y el bastón -que no fue hecho por el orfebre Juan Carlos Pallarols-, Milei puso primera en un plan de gobierno con un ajuste fuertísimo de las cuentas públicas con el objetivo de aniquilar el déficit y alcanzar el "equilibrio fiscal".

La primera de ellas fue la devaluación del 54% en el valor del peso anunciada por el ministro de Economía, Luis "Toto" Caputo, y el consiguiente aumento de 118% en la cotización del dólar oficial, que pasó de valer $366 a superar los $800 cuando apenas llevaba tres días en el poder.


En un video que tuvo que ser grabado varias veces, el otrora funcionario del gobierno de Mauricio Macri enumeró una decena de iniciativas de ajuste, entre las que se destacaban la cancelación de contratos de empleados del Estado con menos de un año de experiencia, la suspensión de la pauta publicitaria, y el fin de las transferencias discrecionales a las provincias, entre otras.

Días después, tras la puesta en funcionamiento del "protocolo antipiquetes", el presidente Javier Milei utilizó por primera vez la cadena nacional para dar a conocer un proyecto mucho más ambicioso: el DNU 70/2023, más conocido como mega decreto, que modifica más de 400 leyes de materias de diferente índole.

Reforma de las leyes laborales, derogación de la Ley de Alquileres, la Ley de Góndolas y de Tierras y desregulación de prácticamente todos los rubros, desde las prepagas hasta los servicios turísticos, son algunas de sus reformas.

La norma, que deberá ser convalidada por una Comisión Bicameral del Congreso, incluso busca modificar la Ley de Sociedades para que los clubes de fútbol puedan convertirse en Sociedades Anónimas Deportivas (SAD), algo cuya urgencia resulta debatible.


Estos anuncios, con apenas 11 días de gestión, le dieron el pie a un récord: con cacerola en mano, miles de personas en todo el país salieron a las calles a protestar contra un gobierno que ni siquiera llevaba dos semanas en el poder. Por otra parte, los derechos de amparo y medidas cautelares inundaron los juzgados de todo el país.

No obstante, esa reacción popular no desanimó a Milei. De hecho, el líder libertario fue por más y presentó un extenso proyecto de ley denominado "Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos" y popularmente conocido como Ley Ómnibus, cuyo fin es impulsar más desregulaciones.

La iniciativa, similar a la que impulsó el presidente Carlos Menem a través del funcionario Roberto Dromi en los 90, tiene 664 artículos a lo largo de 351 páginas y actualmente está siendo debatida en las comisiones de la Cámara de Diputados.


En líneas generales, impulsa la emergencia en materia económica, financiera, fiscal, previsional, de seguridad, de defensa, tarifaria, energética, sanitaria, administrativa y social hasta fines del 2025. Además, incluye en el combo una reforma electoral, cambios impositivos, un blanqueo de capitales, sanciones a la protesta social, modificaciones en las jubilaciones y deja la puerta abierta a la privatización de las empresas del Estado.

Esos son los temas que se discuten públicamente en la Argentina, a un mes de la asunción de Milei como presidente. En el medio, la inflación de diciembre fue del 25,5% y desde los sectores ligados al gobierno de La Libertad Avanza lo celebraron como un triunfo y aseguraron que se "evitó la hiperinflación".

Al mandatario le quedan 47 meses de gestión y parte de su éxito o fracaso dependerá de lo que ocurra con sus iniciativas en el Congreso de la Nación. En estos primeros 30 días incumplió con su promesa de ir contra la "casta" y ajustó a la clase media, que en su gran mayoría lo votó y aún lo banca a pesar de tener que superar el mal trago. Sin embargo, ese crédito no es eterno.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades