16/02/2024

Exclusivo

Alberto Sileoni: "El Gobierno Nacional tomó decisiones que hacen complejo el inicio de clases"

El director de Cultura y Educación de la Provincia dialogó con El Bona TV sobre la situación actual de los colegios, en medio de la quita de partidas por parte del presidente Javier Milei y la posibilidad de que no inicie el ciclo lectivo 2024.

En medio de una quita de fondos que impacta en la economía de las provincias, el inicio de las clases en Buenos Aires está en un limbo. La posición intransigente del gobierno del presidente Javier Milei es uno de los factores que complican el panorama educativo.

El Bona TV se comunicó con el director de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Alberto Sileoni, para conocer cuál es su opinión sobre lo que está ocurriendo.

"Es un año que arranca complejo. Hay complejidades en la vida social de los países, pero me parece que desde el gobierno nacional han tomado en estos últimos días algunas decisiones que hacen más complejo el inicio, que desordenan el ciclo lectivo, que van a traer más desigualdad en el sistema educativo", analizó el funcionario del gabinete del gobernador Axel Kicillof.

"Se ha cortado con un fondo de incentivo docente que tenía 26 años en la Argentina, que no era un acto de caridad del Estado, era un acto de justicia, porque tiene historia este fondo", agregó.

El otrora ministro de Educación de la Nación en la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner se refirió al Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), una partida creada luego de que la administración nacional le transfiriera los servicios educativos a las provincias y que el líder de La Libertad Avanza quiere pasar por el filo de la motosierra.

"Formamos parte de una comunidad, los chicos antes que bonaerenses son argentinos y así sucesivamente con el resto de las jurisdicciones", sostuvo Sileoni.



"En la Provincia tenemos alrededor de 400,000 docentes, es una suma muy importante y que representa más o menos del 30% al 40% del país en diversas cuestiones. Todos ellos cobran un fondo de incentivo docente que es para todos, mientras que hay otro fondo de conectividad que se añade a este, que es para los docentes que están frente a curso", puntualizó.

Estos aportes al salario representan, en líneas generales, el 10% de lo que cobra el personal docente bonaerense.

"Es una suma fija de alrededor de $30.000, si vos recién empezás y no tenés antigüedad, esos $30.000 representan casi el 10%. Pero si sos un director de 20 años de antigüedad, cuyo salario es mucho más, representará el 4% ò 5%", agregó el titular de la cartera educativa.

"Representa casi el 5% de la masa salarial que paga la Provincia todos los meses. Es mucho dinero. El gobernador ha decidido pagarlo, aunque no vinieron los fondos de Nación", enfatizó.

En términos de dinero, la partida destinada al FONID es de $14.500 millones, que el último mes salieron de las arcas bonaerenses, una de las pocas provincias que se comprometió a abonar esa suma a los docentes a pesar del recorte impuesto desde la Casa Rosada.

Por otra parte, el funcionario detalló cuál es el cuadro de situación en territorio bonaerense, donde recientemente se llegó a un acuerdo paritario para aumentar los salarios del personal docente.

"Nosotros ayer en la Provincia hemos cerrado un nuevo acuerdo salarial con todos los trabajadores de la provincia, un aumento del 20%", detalló.


"En la Provincia no desregulamos la educación privada, o sea que nuestras escuelas subvencionadas, que son el 70% de las escuelas privadas de la Provincia, son 6,300. O sea que para las escuelas que tienen subvención no hay libertad de fijar matrícula y cuotas, sino que hay una pauta y hay un límite", explicó.

A los posibles incrementos en las cuotas de las escuelas privadas hay que sumarle el aumento en el valor de los útiles y el transporte público, otro sector donde los subsidios fueron recortados de manera abrupta por el Gobierno Nacional.

"Me parece que se construye una escena muy compleja para las familias argentinas", consideró el funcionario.

Sileoni también focalizó en el estado actual de las obras que estaban previstas para llevarse a cabo en Buenos Aires y hoy permanecen frenadas.

"Nosotros tenemos 1,000 obras de todo tipo que están paradas. Viviendas, rutas, asfaltos en una provincia de 307,000 kilómetros cuadrados. En ese marco, nosotros debemos tener 80 obras que hacíamos con presupuesto nacional que están en un estado de mucha incerteza. En algún momento había una promesa de la Nación de seguir con aquellas que tenían el 50% de estado de avance, pero no soy optimista que pueda ser así", afirmó.

"Hoy el panorama es de mucho pesimismo. Me parece que el panorama no es bueno mientras el Presidente se enorgullece por haber cortado la obra pública", concluyó.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Subscribite para recibir todas nuestras novedades