19/09/2023

Exclusivo

Recorre las obras de Francisco Salamone en la Provincia y lo comparte en sus redes

Martín Aurand está detrás de la cuenta Mondo Salamone, que reproduce con su cámara de fotos los edificios creados por uno de los arquitectos más prolíficos de la historia de Buenos Aires. "Es la excusa para salir de viaje y conocer pueblos", revela.

por
Alejo Porjolovsky

El interés de querer conocer la historia de un pueblito ubicado en medio del interior de la provincia de Buenos Aires llevó a que Martín Aurand descubriera casi sin querer una pasión que al día de hoy sigue viva.

Hace 16 años, cuando las redes sociales aún no eran un boom y el WhatsApp ni siquiera existía, el joven oriundo de la Capital Federal estaba de visita en Cacharí, una localidad con poco menos de 3.000 habitantes situada en el partido de Azul, donde vivía su padre.

De casualidad, fue a una oficina de turismo azuleña para ver que atractivos podría encontrar y se topó con algo que llamó su atención: unos folletos que mencionaban a un tal Francisco Salamone.

Se trata de uno de los arquitectos más importantes de la historia de la provincia de Buenos Aires, donde en la década del 30 se ocupó de darle forma a cientos de edificios ubicados en varios de los 135 municipios. Pero en ese momento, era un perfecto desconocido para el protagonista de esta entrevista.


"Yo ni siquiera sabía quién era, pero vi las fotos que había y dije 'esto no puede existir'. En ese momento fui caminando desde la terminal hasta el Cementerio y, cuando lo vi, no lo podía creer. Quedé completamente sorprendido", relata Aurand, en diálogo con El Bonaerense.

El joven tenía a mano una cámara compacta y la utilizó para fotografiar algunas de las creaciones del arquitecto nacido en Italia. Probablemente, no se imaginó que era el inicio de un camino que al día de hoy perdura a través de la cuenta Mondo Salamone.

"A partir de ese momento, me picó el bichito de la curiosidad, averigüé que había hecho este hombre y terminó siendo una excusa para hacer algo que venía postergando, que es recorrer la provincia de Buenos Aires", cuenta.

"Yo trabajaba de guía de turismo y estaba super interesado en los temas relacionados a patrimonio, arquitectura y todas esas cuestiones y eso despertó mi interés", agrega.


Su primer objetivo era viajar. En aquel entonces, sin la existencia de Instagram, ni se le hubiese pasado por la cabeza compartir sus fotografías con la comunidad. "Era más un registro personal", explica.

Sin embargo, paulatinamente fue mostrándole al mundo el trabajo que iba desarrollando en cada viaje por los lugares más recónditos del territorio bonaerense, donde Salamone dejó su huella a través de las obras que realizó.

Recién en el 2018 -a sugerencia de su novia- se hizo la cuenta de Instagram y trajo a la vida a uno de los arquitectos más prolíficos de la historia de la Provincia: "Todo explotó un poco más en la cuarentena, donde todos teníamos más tiempo y me di cuenta de que podía compartir más info fidedigna sobre su trabajo", detalla.

"Hoy recibo muchas reacciones: la gente que está viajando, ve una obra y etiqueta la cuenta, otras personas que ve obras en pueblos u otros lugares y me manda fotos consultándome si son de Salamone o no", agrega.


"Todos los días tengo mensajes preguntándome por Salamone y eso me sigue sorprendiendo, porque no deja de ser un arquitecto y es algo muy llamativo que se haya hecho tan popular", asegura Aurand.

En un principio, su modus operandi había constado en anotar en el Google Maps los lugares donde estaban ubicadas las obras que visitaría y le sacaría fotos. Sin embargo, admite que no se obsesiona con cumplir a rajatabla y en tiempo y forma el itinerario planificado.

Lo que sí hizo fue tomar de referencia al arquitecto René Longoni, un estudioso de larga data de los trabajos del italiano en el país, quien incluso escribió el prólogo de su fotolibro "Vistas de la Pampa salamónica", recientemente publicado.

Entre sus trabajos favoritos, resalta al portal del Cementerio de Laprida: "No me canso de verlo, me conmueve un montón", argumenta.


También destaca la Cruz de Saldungaray -partido de Tornquist-, que está ubicada en el medio de un campo rodeado de sierras.

"Quizás las obras que uno vea no sean las llamativas, ni las más originales o monumentales, pero el entorno te suma un montón. Salamone te da una excusa para meterte en un campo y contemplar un paisaje que, de otra forma, uno no lo vería", sostiene.

Todos estos años Aurand recorrió la Provincia de norte a sur y de este a oeste sin tener un auto propio, lo que es prácticamente una proeza teniendo en cuenta la vasta extensión del territorio.

En ese lapso, vivió anécdotas de todo tipo. Una de la más interesante le ocurrió a principios de 2021, cuando una vecina del partido de Leandro N. Alem, en el noroeste bonaerense, le sugirió que fuera hasta allí a retratar obras del reconocido arquitecto.


En plena pandemia, sin hoteles ni transporte, el joven llegó hasta allí en el vehículo particular de un comisionista del lugar y fue alojado en uno de los centros instalados para las víctimas del Covid-19, que en ese momento ya estaba controlado por las autoridades.

"Era un galpón con un montón de camas. Era enorme y medio apocalíptico", revela, entre risas.

"Salamone es la excusa para salir de viaje y conocer pueblos. Me interesa compartir algo con la gente que vive allá", agrega.

Al prosperar una época del país conocida como "Década Infame", los trabajos del arquitecto de origen italiano quedaron un poco invisibilizados e, incluso, son minimizados por parte del mundo académico. Por eso, su difusión a través de fotografías es un acto de justicia para que sus obras no queden en el olvido.

"Si a él le llevó tanto tiempo que se le diera bolilla, hay que pensar en la cantidad de arquitectos que hicieron edificios muy llamativos y modernos que están dando vueltas en toda la Provincia y aún no fueron reconocidos", se pregunta Aurand.

El archivo desapareció y, por ende, es una incógnita cuántas obras de Francisco Salamone existen en la provincia de Buenos Aires y en el país. Ese halo de misterio es un motor para que Aurand siga recorriendo con su cámara a cuestas las calles y pueblos retratando sus obras y contando la historia de cada una de ellas.

"Él agarró un poco de todo lo que había en la época, lo procesó con su mente creativa y generó lo que generó. Por eso pasa el tiempo y llama cada vez más la atención", concluye el autor de Mondo Salamone, el arcón donde conviven varias de las obras más emblemáticas de la historia bonaerense.

Fotografías: gentileza Martín Aurand (@MondoSalamone)

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Noticias ya

21 de julio de 2024

Noticias ya

La pobreza alcanzó el 50,5% en el primer semestre del 2024

El promedio de la primera mitad del año registrado por un estudio de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) revela que más de la mitad de las personas son pobres en la Argentina.

Deportes

Ahora mismo

Subscribite para recibir todas nuestras novedades